¿TÚ BEBÉ SUFRE CÓLICO DEL LACTANTE? PODEMOS AYUDARTE

¿TÚ BEBÉ SUFRE CÓLICO DEL LACTANTE? PODEMOS AYUDARTE

El cólico del lactante es un síndrome que reúne multitud de síntomas que ocasionan abundantes molestias a los bebés y no menos quebraderos de cabeza a los padres y las madres. Así, debajo de esta etiqueta, se agrupan síntomas como el llanto inconsolable, el sueño intranquilo, hipos muy frecuentes y persistentes, regurgitaciones frecuentes (reflujo), problemas al hacer caca (por exceso o por poca cantidad), problemas al expulsar los gases, abdomen distendido, bebés demasiado activos e irritables, y algunos más.

A pesar de esta clínica tan florida hay dos buenas noticias: la primera es que, afortunadamente, estos niños (en la gran mayoría de los casos) no están enfermos, sino que presentan un funcionamiento no correcto a nivel digestivo que da lugar a todos esos síntomas.

La segunda buena noticia, que es consecuencia de esta primera, es que el pronóstico y la efectividad del tratamiento de Fisioterapia suelen ser bastante buenos al tratarse generalmente de una disfunción y no de una patología.

El objetivo del tratamiento que planteamos en el Centro de Fisioterapia Manuel Raigón no es sólo aliviar los síntomas sino, sobre todo, eliminar aquello que los está provocando, de tal manera que se consigan mejorías evidentes y duraderas.

Para ello combinamos, según la necesidad del bebé en cada caso, tres técnicas diferentes de tratamiento:

  • El Método Rubio: para hacer un trabajo directo sobre el aparato digestivo y ayudar a normalizar las tensiones en el mismo.
  • El Método Poyet y la Terapia Cráneo – Sacral para trabajar el cráneo, la columna y la pelvis (y toda aquella estructura osteoarticular que en cada caso requiera ser tratada). Con estas técnicas trabajamos normalizando la mecánica craneal, si es que es preciso, promoviendo que el control neurológico del aparato digestivo no se vea alterado por tensiones a este nivel, muy frecuentes por la posición del bebé intraútero y por el parto. Esta parte del trabajo también es esencial para normalizar la succión, lo que conllevará que el bebé haga unas tomas más eficaces, con menos ingesta de gases, y evitará o solucionará en buena medida los problemas de dolor en la lactancia.

Igualmente se trabaja, si es preciso la lengua, evitando en muchos casos las frenectomías (corte del frenillo sublingual).

Estas tres técnicas tienen varias características en común:

  • Son absolutamente indoloras para el bebé.
  • Son muy poco invasivas, por lo que las contraindicaciones son prácticamente nulas.
  • Tienen un alto nivel de efectividad: generalmente en dos sesiones de tratamiento (y en algunos casos es necesaria una tercera sesión).

Así que ya sabes. ¿Tú bebé tiene cólicos del lactante? En el Centro de Fisioterapia Manuel Raigón podemos ayudarte (ya llevamos muchos años haciéndolo).

Si quieres una información más extendida, puedes consultar en nuestra página web http://fisiopoyet.com/portfolio_page/colico-del-lactante-reflujo-estrenimiento-y-gases/

No Comments

Post A Comment